La RFEF ha comunicado al RCD Mallorca en el día de hoy que asigna a nuestro segundo equipo una de las plazas vacantes del Grupo III de Segunda División B, por lo que desde hoy el Mallorca B, que esta temporada entrena Miquel Soler , vuelve a militar en esta categoría.

El RCD Mallorca y la Federación de Peñas Mallorquinistes se felicitan por esta buena noticia que supone mantener el segundo equipo en Segunda División B como pilar importante en el modelo de fútbol formativo que el Club puso en marcha hace un año.

Según han confirmado fuentes de la Federación Balear de Fútbol, ​​el club rojo ha llegado a un acuerdo con la Federación Española para afrontar el pago de la cuota de 400.000 euros en cuatro años, y esto hará que Miquel Soler estrene como técnico del filial a la categoría de bronce.

El pago de 400.00 euros lo hacía inviable, pero las buenas relaciones existentes ahora entre el organismo de Angel María Villar y la entidad isleña han facilitado que el Mallorca B Totnes el grupo tercero de Segunda B.

De esta forma, las Islas tienden cuatro representantes la próxima campaña: Atlético Baleares, Sporting Mahonés, Mallorca B y Manacor, también recién ascendido esta temporada.